Guía para hacer videos musicales con fotos gratis (paso a paso)

En esta guía te enseñaré a hacer gratis videos con fotos y música para tus eventos, campañas de marketing o para dedicar a algún ser querido.

Espero te sea de utilidad esta guía.

Pasos para hacer un video musical con fotos.

  • Seleccionar las imágenes y música.
  • Seleccionar el programa de edición de video.
  • Aprender a usar cualquier programa de edición de video.
  • Hacer que las imágenes concuerden lo más posible con la música o audio.
  • Exportar el video.

A continuación veremos uno por uno los pasos para hacer un video con fotos y música, también podrás ver un video en el que hago uno sencillo gratuitamente.

PASO 1: Seleccionar las imágenes y música:

Esto va de acuerdo al propósito de nuestro video, por ejemplo, si nuestro objetivo es dedicar una canción y agregar fotografías o si es agregar el mejor audio a nuestras imágenes, empecemos por la primera hipótesis.

¿Cómo elegir las imágenes para la música de mi video?

Considero más fácil encontrar imágenes para la música que al revés, aunque claro, ese es mi caso.

  • Lo primero que analizaremos será la música; si tiene letra preguntémonos si es una canción narrativa (o sea, cuenta una historia cronológicamente) o no (ya sea que describa algo, o sea imperativa etc.)

Después de lo anterior hay que analizar el “color” de la música, ¿a qué me refiero con ésto? escucha, por ejemplo, Moonlight Sonata de Bethoveen, ¿acaso viene a tu cabeza un paisaje verde con luz de día y rosas de distintos colores?, lo dudo, probablemente venga a tu cabeza la imagen del cielo en la oscuridad de la noche, tal vez mientras unas nubes vuelan letamente frente a la luz de la luna y las estrellas brillan intensamente.

A eso me refiero con “el color” de una canción, esto nos ayudará principalmente a elegir las imágenes que concuerden con la canción, trata de que por lo menos el 70% u 80% de las imágenes sean adecuadas para la música de fondo, las demás que no concuerden no hay problema, pues para que el video no sea monótono está bien que exista el contraste en momentos claves.

Si ves que la mayoría de las imágenes son de hecho contrarias al ambiente de la canción, no te preocupes, puedes utilizarlas, simplemente habrá que hacer uso de los filtros y de más imágenes que consigamos en internet para apoyarnos a dar el toque adecuado mediante dos técnicas llamadas corrección de color y etalonaje.

  • Si la música es narrativa, imprime la letra para que sea más fácil y ve seleccionando las imágenes que creas pueden contar dicha historia, ¿cómo?, si por ejemplo, la canción dijera: “te ví mientras caminaba” puedes buscar una foto en dónde estés de espaldas caminando, dónde esté la otra persona caminando, alguna en dónde se crucen miradas, o  simplemente el paisaje de la calle en dónde suelen pasar; no es necesario que la imagen represente literalmente lo que dice la canción, de hecho, es mejor que simplemente lo “sugiera” y que el resto sea armado por la música.
  • Si la música no tiene letra, es genial por que tienes más libertad de dar sentido a tus imágenes, siempre que concuerden en mayor o menor medida con el ambiente de la canción.

¿Si no tengo fotos o imágenes suficientes?

No importa, puedes buscarlas en google, simplemente busca palabras clave que pudiesen concordar, por ejemplo, si en la canción dice “estoy llorando” no es necesario que tengas fotos en que se vean tus lágrimas, puedes buscar imágenes que “sugieran” ese estado de ánimo, por ejemplo, busca palabras clave como “triste” “pensativo” “derrotado” y luego dar click en donde dice “imágenes” de Google, posteriormente en “Herramientas” y verifica que te muestre aquellas libres de copyright.

Si buscas fotos muy profesionales por que estás brindando un servicio de edición , puedes entrar a páginas como http://pixabay.com o flickr.com, dónde encontraras imágenes, tanto libres de copyright como algunas que puedes comprar por un precio módico.

¿Cómo elegir la música para mis imágenes?

Aquí el proceso es invertido, hay que recordar que el creador de videos debe ser un contador de historias y por lo regular queremos dar algún mensaje con nuestros videos que vamos a crear, así que lo primero que hago cuando tengo que escoger una canción para un conjunto de imágenes es preguntarme a mi mismo lo siguiente: “¿que mensaje quiero dar?”  algo como: “¿Estoy feliz por algún logro alcanzado?” “¿Quiero huir?” etc.

Después de lo anterior, busca canciones que tengan ese mensaje (o alguna canción sin letra que pueda tener ese estado de ánimo que buscas) y una vez que encontraste varias posibles canciones, haz el procedimiento del que hablamos en el capítulo anterior con cada una de ellas y quédate con la que te convenza más.

PASO 2: Seleccionar el programa de edición de video.

Cuando hice mis primeros videos caseros utilicé el Windows Movie Maker, si tu video será algo sencillo, por ejemplo, para dedicar a alguien, para ponerlo en alguna fiesta familiar o simplemente para ti y no necesitas una alta calidad en la imágen ni sofisticados efectos, creo es un programa que cumple bastante bien con la función. No es necesario que gastes dinero en un software profesional o semiprofesional.

¿Como hacer un video musical con fotos gratis?.

La mejor opción gratuita para hacer estos videos en mi opinión es HITFILM EXPRESS, que es un editor de video muy completo,, no es versión de prueba, es totalmente libre y sólo si quieres ciertos add-ons pagas por cada uno de ellos, aunque un video de este tipo no los necesita.

El único contra es que el software es un poco complejo, con una curva de aprendizaje larga, pero si cuentas con paciencia creo que es una gran opción.

A continuación verás un video en el que enseño a hacer un video musical con fotos totalmente gratis usando HITFILM EXPRESS:

Opciones de paga para hacer videos con fotos y música.

Si requieres una excelente calidad de video así como efectos y un renderizado profesional y a un precio bastante accesible, el programa que hasta la fecha me ha gustado más es Filmora, dado que es económicamente muy accesible para un principiante pero que te dará un resultado muy profesional, tiene la ventaja de que es tan sencillo que lo aprenderás a usar el mismo día, tal vez no es tan sofisticado como softwares profesionales, por ejemplo: Adobe Premiere o el Sony Vegas Pro, que además, son mucho más costos, pero que son para videos mucho más complejos, sin embargo, los videos con imágenes y música serán perfectamente editables con el.

PASO 3: Aprender a usar cualquier programa de edición de video.

Aprender a usar un software de edición de video lo comparo a aprender en manejar un auto de transmisión estándar, en algunos vehículos la reversa estará en diferente posición, en algunos el asiento del piloto va a la derecha del auto (como en Inglaterra), en otros podrán ser 4 o 5 velocidades, pero si aprendiste a usar uno, simplemente se trata de adaptarte un poco cuando tienes que conducir uno nuevo.

Pasa algo similar con los programas de edición de video, algunos son mucho más complejos en cuanto a que tienen más efectos, una mejor calidad en el renderizado y otros con menús más user-friendly, pero todos se rigen por los mismos principios, los cuales daré de una forma no exhaustiva a continuación:

  1. En todos los programas tienes la opción de “importar” los archivos multimedia (es decir, hacer que aparezcan los videos, imágenes o audios) para poder seleccionarlos en el momento que quieras y aparezca en el video, en la mayoría de los casos podrás simplemente arrastrar y soltar.
  2. En todos los programas tienes una “línea de tiempo” donde agregas (en la mayoría simplemente arrastras) los archivos como si fueran capas. Por ejemplo, si arrastras un audio de 1 minuto, en la línea de tiempo aparecerá esa capa cubriendo la línea de tiempo hasta llegar al minuto, o incluso puedes colocarla después, para que el sonido empiece a los X segundos.
  3. En casi todos los programas podrás poner dos o más capas de video o de audio, de tal manera que se puedan superponer unas a las otras a fin de dar distintos efectos, como por ejemplo el Chroma Key (la pantalla verda).
  4. En todos los programas tienes una pantallita dónde vas viendo el video cuando reproduces lo que has venido agregando a la línea de tiempo.
  5. En todos los programas tienes “filtros” que con como efectos que se le puede dar a los videos o a las imágenes que hayas arrastrado a la línea de tiempo, ya sea que a una imagen muy colorida le pongas un filtro que la haga ver como sepia, o que haga que se vean lucecitas encima etc.
  6. En todos los programas tienes efectos para las imágenes o videos que arrastraste a la línea de tiempo, por ejemplo que la foto parezca que se acerca o que se aleja, que camina hacia la izquierda o derecha y otros más.
  7. También encontrarás las “transiciones” para que al cambiar de una imagen a otra (o de un clip de video a otro) no sea un cambio brusco, sino que pueda ser mediante algún tipo de efecto, por ejemplo, que poco a poco una se difumine mientras aparece la otra, o que se formen distintas rayitas cuando cambia de imágen etc.etc.
  8. En todos los software encontrarás la opción de agregar letras al video (ya sean títulos y subtítulos) con distintos efectos y duraciones.

El típico ritual para iniciar la edición de un video es éste:

  • Abrir el programa de edición de video.
  • Dar click en “Archivo” e iniciar un nuevo “proyecto” (casi siempre usan esa palabra), importar todas las imágenes y audios que sabes que vas a utilizar.
  • Arrastrar el audio a la “línea de tiempo” y que la capa inicie en el segundo que tu desees.
  • Agregar un título al principio si quieres y luego agregar la primer imagen, darle efecto y reproducir la linea de tiempo para ver si te gustó, luego la siguiente imágen agregando una transición y efectos, títulos superpuestos o sonidos extras y volver a reproducir etc.etc.
  • Si te cansaste, dar click en “Archivo” y guardar proyecto, para no perder el avance (de preferencia, guardar lo que llevemos tan seguido como sea posible, se siente espantoso tener un buen avance y que se inhiba el ordenador).
  • Una vez terminado, volver a reproducir desde el principio unas dos veces, sólo para asegurarse de que no cometimos ningún error.
  • Dar click en “Archivo” y luego en “exportar” o “publicar”, en un editor mas o menos profesional van a aparecer las opciones de renderizado (el renderizado es darle el formato y calidad de video que quieres, lo cual afectará el peso del archivo, pero ya hablaremos de eso en otra ocasión)
  • Voilá, has terminado el video.

PASO 4: Hacer que las imágenes concuerden lo más posible con la música.

Cuando hago un video, no me gusta simplemente ir poniendo imágenes una tras otra sin sentido. Mi intención es que las imágenes cuenten la historia junto con la música y que vayan ambas tomadas de la mano, por lo que aquí voy a explicarles como me gusta que las imágenes caminen junto con la música, obviamente en gustos se rompen géneros, pero creo que esto les puede ser de gran ayuda y si les gusta, podrían implementarlo:

  • Como ustedes saben, todas las canciones tienen sus acordes y estos van cambiando (esto se llama progresión) para formar la armonía, si ustedes saben un poco de música sabrán de que les hablo, si no, no se preocupen, lo explicaré más a detalle:

Escuchen la canción Stand By Me, escuchen el primer TIM  TIM TI TI TIM TIM TI TI TIM TIM… ¿No les da la sensación de que hubo un cambio en el último TIM? normalmente esas sensaciones son los cambios de acorde. Traten en la medida de lo posible que el cambio de una imagen a otra, sea en esos cambios de acorde.

  • Otro cambio de imágen, (aunque no haya cambio de acordes) es cuando hay algún remate de batería, si se fijan bien, es muy común que en la música (sobretodo cuando se va a pasar al coro) la batería haga algún tipo de adorno a fin de explotar en otro verso o en el estribillo. Checken el video de “Winds Of Change” de Scorpions un poco antes de la primera vez que cantan el coro como cambian las imágenes de acuerdo a la batería, ese efecto es muy poderoso y me encanta.
  • También cambien de imagen, aunque no haya remate o cambio de acorde, cuando quieran resaltar una frase clave de la canción y la imagen que se encuentra en el momento no lo logra a su juicio.

Si has visto que las imágenes no concuerdan con el ambiente o “color” de la música, puedes utilizar algún editor de imágenes como Photoshop o incluso los editores de video cuentan con formas de resaltar alguna tonalidad y dar retoques a las fotos para que tengan un aspecto adecuado.

A estas técnicas se les conoce como corrección de color y etalonaje, las cuales son un arte en sí mismas, aún estoy aprendiendo sobre ellas y en un futuro haré un post completo que ya estoy imaginándome.

El uso de las transiciones y efectos

  • Al momento de cambiar imágenes en el video, es mejor usar en la medida de lo posible los efectos de transición en lugar de pasar de una imagen de forma abrupta (salvo los remates, como vimos anteriormente) y ver que esa transición concuerde con los sonidos de la música (por ejemplo, si en la canción la música baja el volúmen y luego abruptamente explota, puedes hacer una transición en la que poco a poco se va obscureciendo y luego de forma rápida aparece la siguiente imágen)
  • Agrega filtros a las imágenes para que concuerden con la música y con su ambiente o incluso la letra, por ejemplo, si en la música se oye un efecto de disco de vinil (como en la de los años maravillosos) ¿por que no usar un efecto de película antigua?, si se oye el efecto de una alerta sísmica en el audio pues puedes utilizar un efecto en el que cambie de colores o se ilumine la imagen de forma intermitente para dar esa sensación.

El uso de títulos y subtítulos.

En lo personal, me gusta siempre añadir un título al inicio del video, unos segundos antes de que este inicie, ya sea que ponga el nombre de la canción con su autor o intérprete o una dedicatoria. Si la música no tiene letra, me gusta añadir los mensajes claves unos segundos antes de las partes fuertes o más reconocibles de la canción para que el espectador ya lo tenga racionalizado y haya un cambio de imágen al momento de explotar la melodía.

Exportar el video.

Una vez que hemos terminado el proyecto, hay que exportarlo, esto se hace a través de un proceso que se llama renderización, en el cual tu simplemente darás click en “Archivo” y luego “exportar” o “públicar” dependiendo como venga en tu software. Te dará opciones de calidad en el video y en el formato.